fbpx

Planificar

Planificar y lanzar academia mínima viable

Quiero contarte cómo utilizar el concepto de Lean Startup para testear y validar la idea de tu Academia Mínima Viable.

Si te encuentras en la fase inicial de tu proyecto de formación. O sea, en su fase de planificación. Ahora es el momento ideal para probar y errar. Sí, exacto, errar, equivocarse. Si sucede que sea lo antes y lo más barato posible.

Este es el momento ideal para testear y validar el producto mínimo viable de tu propuesta de valor para tu Academia Online. De esta forma evitarás perder esfuerzo, tiempo y recursos.

Este concepto que seguramente ya lo conoces. Pero por las dudas te comento brevemente de que se trata.

El concepto lean startup es una manera de afrontar el lanzamiento de un negocio o un producto empezando con los mínimos recursos e ir mejorándolo de a poco a través de la retroalimentación que recibes de tus clientes o suscriptores.

Dentro de este concepto hay dos puntos fundamentales:

  • El producto mínimo viable.
  • La mejora lenta, gradual y constante.

Estos son válidos para cualquier tipo de negocio. Definitivamente son más fáciles de conseguir en los negocios online, ya que en sus inicios demandan de pocos recursos físicos o monetarios.

Academia mínima viable

Vamos a aplicar estos conceptos al modelo de negocio de una plataforma de formación o academia mínima viable. Se trata de partir del mínimo viable para plantear un plan de acción. De esta manera, si detectas alguna equivocación o error vas a poder parar, corregir o mejorar y continuar.

No hace falta que desde un inicio y antes de lanzar tu academia tengas todo super listo. De hecho, tenerlo todo listo sin saber si va a funcionar es bastante arriesgado.

Detenerte a pensar y crear una academia mínima viable te va a evitar futuros dolores de cabeza. 

Si no estás dispuesta ni a involucrarte mínimamente para crear algo y venderlo, si quieres evitar hasta esto, plantéate seriamente si estás preparada para el trabajo real que implica mantener una academia online.

El producto mínimo viable, debe resolver el problema o necesidad de tu público objetivo. Debe disponer de las características esenciales para que puedas valorar el interés verdadero y real hacia este producto. De hecho, de la forma más similar a como lo vaya a hacer cuando la Academia esté completa.

Tu Academia mínima viable debe ser lo más parecida posible a la idea final que tienes para tu sitio de formación y con el mismo tipo de pago. De lo contrario, no vas a poder valorar los resultados obtenidos del lanzamiento y ventas de este mínimo viable.

Objetivos del producto mínimo viable

Son 2:

  • Confirmar la alineación entre la propuesta de valor que ofreces y el interés real de tus estudiantes potenciales.
  • Poner a prueba tu capacidad para captar estudiantes. Tendrás que inspirarte en cómo llamar la atención y atraer con tu oferta de valor.

Empezar Lean, con lo mínimo

Una forma de comenzar (a validar y crear comunidad) hoy y gratis es crear vídeos en Youtube de la temática de tus cursos. Y ver qué interés generan.

Si comienzas a tener visualizaciones e interacción e incluso te piden otros cursos es un indicador que en tu idea hay negocio.

Este es el momento de llevar esta comunidad hacia tu academia dónde les vas a ofrecer una propuesta educativa alineada con esta primera oferta gratuita.

Definir un precio acorde y justo

En tu Academia Online deben encontrar un precio justo en cuanto a la cantidad y calidad del contenido. Y en cuanto a si va acompañado de soporte o no. Y cuando me refiero a justo, también me refiero a que sea justo para ti.

Acá dependerá mucho del modelo de negocio que escojas, venta por separado o por suscripción. Pero en cualquiera de los casos puede que este sea bajo al comienzo e ir subiendo el precio poco a poco para los nuevos usuarios conforme completas o aumentas tu oferta de cursos.

Ofrecer contenido gratuito en tu Academia, en mi opinión, no suele ser buena idea. Solo vas a atraer mucha gente interesada en ese contenido gratuito pero seguramente nunca te va a comprar.

Una sugerencia, no te guíes por lo que hacen otros y piensa a conciencia si el precio que estás poniendo será sostenible para ti en el tiempo, sobre todo para el caso de las academias por suscripción.

Tener siempre en cuenta la retroalimentación

Aprovecha al inicio que tienes pocos usuarios para preguntarles que opinan, que necesitan, que quieren. Este trato personal y directo añade valor a tu academia. Para ti, sus comentarios serán oro, va a ser clave para ver hacia dónde poder evolucionar y dirigir tus esfuerzos, tiempo y dinero.

Tampoco se trata de hacer todo lo que te pidan y perder el norte dentro del nicho de mercado que has escogido para tu academia. Debes escuchar y analizar el feedback. Decidir qué es lo que entra y lo que no en lo que tú puedes ofrecer. Incluso te puede servir para definir mejor a tu estudiante ideal.

Estas primeras interacciones directas con tus estudiantes pueden convertirse en testimonios para tu web. Si les pides que te valoren seguro que van a estar encantados en participar dejando una reseña corta, muy útil para que otros confíen en ti.

Empezar hoy

Tu academia mínima viable empieza desde el día que la das a conocer. Aunque no tengas el contenido creado. Aprovecha la difusión en tu comunidad si la tienes. Aprovecha todas las opiniones, las impresiones, los comentarios… que recibas.

Una forma de empezar sin tan siquiera contenido previo es un webinar. Un seminario online en directo, por ejemplo, cada mes o cada semana. Puedes ser tú mismo respondiendo a tus suscriptores sobre el tema que propones o puedes buscar algunos especialistas en los temas que has detectado interés.

Prueba con un primer webinar de pago proporcional al nivel de suscripción que tengas pensado. Si no funciona, al menos probaste y te sacaste la duda. En este caso el contenido se crea en tiempo real. No demanda mucho tiempo, dinero o esfuerzo.

Si gusta, ya tienes una idea válida desde la cual lanzarte y seguir creando más contenido, mejorar el sitio web, etcétera. Ahora sí, dedicando todos tus esfuerzos. Como ves. Se trata de empezar con lo mínimo viable, pero de empezar ya. Validar tu idea y a partir de aquí, escuchar, mejorar y crecer. Si lo que tienes en la cabeza no va a funcionar es mejor saberlo cuanto antes.

*** Si no sabes que plataforma elegir, este artículo te puede ayudar ACADEMIA ONLINE PROPIA VS PLATAFORMAS DE TERCEROS.

*** Y lee este si no quieres cometer 3 ERRORES COMUNES ANTES DE LANZAR UNA ACADEMIA ONLINE.